Informacion

|


RECIEN NACIDOS Y BEBÉS HASTA EL PRIMER AÑO

Las sesiones de recién nacidos, bebés y niños más pequeños se hacen preferiblemente por las mañanas. Por las mañanas los niños están más descansados, tienen mejor humor, lo que hace que la sesión fluya mejor.

Las primeras fotos que puedes hacerle a tu peque son de recién nacido. Estas fotos se hacen con el bebé dormido y antes de que haya cumplido los 15 días de vida (por eso es necesario que si estás embarazada y estás pensando en hacer unas fotos de este tipo, reserves tu cita antes de dar a luz). Una vez pasado este tiempo, lo ideal es esperar a que haya cumplido los tres meses.
Pero, ¿por qué?, me preguntáis muchos de los que venís a solicitar vuestra sesión de un bebé que no está en ese tramo de edad.
Un bebé tan chiquitín, despierto, es incapaz de controlar sus manitas y sus piernecitas, todos sus movimientos son espasmódicos, lo que hace muy difícil hacerle una foto con una postura bonita y relajada. Por otra parte, su agudeza visual es mínima (no ven bien), así que en la mayoría de las fotos salen bizcos... Durante este tiempo, hacerles una foto en condiciones, es casi, tarea imposible.
Es por eso que las primeras fotos se hacen en sus primeros días. En estas fotos hay que dormirlos para poder colocarlos en las posturas,y nos aprovechamos de que, durante esos primeros días, los bebés duermen mucho y con gran facilidad, digamos que están como aletargados, agotados, acaban de venir al mundo y tienen que adaptarse a muchas cosas nuevas (puedes moverlos, colocarle las manitas y los piececitos y no se enteran). Conforme pasan los días, ellos se van adaptando al entorno, ya no necesitan dormir tanto, son más sensibles al tacto, no cogen el sueño con tanta facilidad...
Es la etapa en la que resulta tan complicado hacerles fotos: ni durmiendo, ni despiertos.




Entonces, es conveniente esperar a que nuestro bebé madure un poquito, hasta los tres meses, cuando ya es capaz de fijar la mirada, de controlar sus movimientos, tiene más fuerza en el cuello (lo que nos permite variar las posturas, como ponerlo boca abajo o meterlo en un cubo), responde a los estímulos, es más expresivo...Y la sesión se enriquece más, dando como resultado unas fotos más variadas.




La edad ideal para los bebés es a partir de los 6 meses: ya se mantienen sentaditos, miran a cámara, tienen más posturas, saben hacer más cositas y están "requetegraciosos", resultando sesiones divertidas donde los papis disfrutan mucho.



Tanto los bebés más chiquitines como los recién nacidos, es bueno que vengan recién comidos, están más tranquilos y relajados. Es importante que traigáis al estudio su siguiente comida porque estas sesiones suelen ser más largas de lo esperado, muchas veces hay que esperar a que se duerma (en el caso de los recién nacidos) o a que esté tranquilo para poder hacerle las fotos. Yo tengo en el estudio un calientabiberones, cambiador, toallitas, etc. Muchas de las fotos van a ser desnuditos, el estudio estará a la temperatura necesaria para que él no pase frío (los papis mejor que vengan con ropa ligera porque pasamos calor), aún así, es recomendable que traigáis una mantita para taparlo mientras que hacemos las fotos. El chupete, si lo usa, también es imprescindible y varios cambios de pañal. Aunque las sesiones las suelo preparar para utilizar los gorritos, diademas y atrezzo y vestuario que tengo aquí, no me importa que traigáis ropita, o un gorrito o cualquier complemento que queráis que aparezca en alguna foto, siempre que lo habléis antes conmigo para que pueda preparar la sesión.





NIÑOS

Para los niños más mayorcitos, es aconsejable, unos días antes, explicarles muy bien lo que vamos a hacer, e incluso, practicar con él delante de un espejo para que el niño venga a la sesión lo más colaborador posible. Durante la sesión, en la medida de lo posible, debéis dejar que sea yo quien de las instrucciones a los niños, es muy importante la colaboración de los papis, nadie sabe hacerlos sonreir como vosotros, pero también lo es que el niño mire a cámara e interactúe conmigo. Para estos niños mayores, aunque dispongo de bastante atrezzo, debéis de traer su ropita, consultadlo antes conmigo para que pueda preparar bien la sesión.







INDICACIONES GENERALES
En las sesiones de bebés, recién nacidos y niños habrá como máximo dos adultos por sesión, para facilitar mi trabajo, ya que el estudio es pequeño y así es más fácil mantener un ambiente tranquilo y agradable.
Con cualquier vestuario o atrezzo extra que decidáis traer de casa debéis hablarlo antes conmigo. Según el tipo de reportaje que hayáis contratado tiene una duración y corresponde uno, varios o ningún cambio de ropa. Los cambios de vestuario extras que no hayan sido acordados con antelación serán repercutidos después en el coste del reportaje.
¿Qué me pongo para las fotos? Pues lo mejor es que lo hables conmigo porque depende mucho de como vaya a ser tu sesión de fotos, ante la duda, algo sencillo, preferiblemente en colores neutros, sin estampados llamativos. Si es en familia, es mejor que vayan vestidos con colores similares.





Para cualquier duda o aclaración os podéis poner en contacto conmigo a través de mi teléfono: 639585086. 
Be First to Post Comment !
Publicar un comentario